Terremoto in Chile 29 – Pastoral Juvenil

 Chile

PASTORAL JUVENIL EN LA EMERGENCIA CTF CHILE

UNA NUEVA FORMA DE SERVICIO

ACOMPAÑAMIENTO A GRUPO “JÓVENES VALIENTES” DE LINARES

 

 

Nota escrita por una integrante del grupo para CTF Chile

Un día del mes de abril del año 2010, post terremoto, mirando hacia nuestro alrededor, al ver tanta destrucción causada por el terremoto a la vez en los quehaceres diarios del hogar,  contemplando las necesidades de la humanidad, se expuso el tema de las personas que muchas veces no cuentan ante los ojos de los hombres.

Nosotros inspirados en el espíritu de fortaleza de la Madre Josefina Vaninni, ya que ella en muchas ocasiones vivió el espíritu de San Camilo, “Cuida el enfermo aún con riesgo de la vida”. Y eso nos lleno de aliento para salir en la ayuda necesaria.

Se hizo una reunión con un grupo de jóvenes que trabajan día a día al servicio de los más pobres y se expuso la necesidad que había a nuestro alrededor. Nosotros impulsados por ese espíritu decidimos formar el grupo “JOVENES VALIENTES”, este nombre fue elegido por dos razones muy bien fundadas primero por el mismo espíritu del crucifijo donde fue inspirado San Camilo “no seas cobarde la obra es de Dios no es tuya”.

Otro motivo que nos inspiro fue la madre Josefina Vaninni por llevar adelante la misión que Dios le encomendó, aún con la ausencia física del Padre Luis Tezza, nos damos cuenta que cuando la obra es de Dios nada nos puede asustar.

Movidos de este espíritu nos unimos para una celebración eucarística para llenar nuestros corazones de esa fuente viva y así poder no solamente entregar un alimento, sino también un alimento espiritual.

Al término de la eucaristía llenos de ese amor de Dios, brindamos un servicio misericordioso a cada uno de los ancianos ayudándoles en todo lo que ellos necesitaban.

Con gran fe y entusiasmo salimos en busca de alimentos para proporcionar a las personas que muchas veces no tienen el pan de cada día, nuestra primera idea fue ir a pedir a los almacenes más cercanos, de ellos recibimos las primeras donaciones, sentimos una felicidad profunda al ver que ellos nos brindaban su ayuda y nos decían sigan adelante. Solo les podíamos entregar una sonrisa y un agradecimiento infinito.

Por esas palabras de aliento salidas de lo más profundo del corazón, logramos reforzar el poder salir a entregar lo mejor de cada uno de nosotros.

La gran mayoría quisieron ser donadores anónimos. Como no realzar las palabras de y una persona que nos realizo una donación “gracias a ustedes por ayudarme a ayudar a los demás que lo necesitan, palabras de aliento de personas que aman en medio del silencio a Dios y a los pobres.

Todos con un solo corazón nos unimos para preparar los alimentos, siendo las 11:30 hrs. P.M., partimos llenos de entusiasmo pidiendo la ayuda de María y la fortaleza de la Madre Josefina Vaninni, por que no sabíamos con la realidad que nos íbamos a encontrar.

En medio de la noche fría y desolada hemos divisado a lo lejos algo extraño, luego nos acercamos y nos encontramos con la sorpresa que era una niña de aproximadamente 13 años de edad, estaba muy dormida, ya que había consumido drogas, la despertamos le dimos algo para que se alimentara y compartimos con ella algunas palabras.

Seguimos nuestro recorrido haciendo ingreso al hospital base de nuestra ciudad de Linares, encontrando personas durmiendo sobre las sillas, nos vino a la mente que solamente Dios los cubría, sentimos un profundo cariño hacia esas personas y compartimos un momento con ellos proporcionándoles alimentos, ropa y algunas palabras de cariño.

En el transcurso de la noche nos encontramos con otra realidad latente, había un ancianos tirado en el suelo temblando de frío, clamaba misericordia, quería que alguien se apiadara de él, habían muchas personas pero nadie le echaba una mano, en los gritos que él daba nosotros de inmediato acudimos a su llamado, luego lo levantamos buscamos todos los medios para que el pase la noche dignamente.

Experimentamos lo más concreto en nuestras vidas de la misión la urgencia de la salvación.

El domingo 14 de Junio hemos visitado a la familia de Don Jencho junto a nuestro querido Sebastián e Inmaculada (de España), la realidad de ésta familia es crítica, el terremoto les ha votado su casa, viven entremedio del barro y los perros, no tienen condiciones mínimas de sanidad (sin agua potable), estamos dispuestos  a hacer un beneficio para la compra de un motor para que tengan electricidad y prontamente trabajar junto a Sebastián y CTF Chile una vivienda de emergencia para ésta humillada familia del campo de Linares.

Tenemos que dar la vida para que brote la vida y asumir las actitudes de Jesús en el buen samaritano.

…………………………………………………………………………………………

Cómo CTF Chile nos queda acompañar a este increíble grupo, ayudarles a servir y acompañarnos unos a otros.

 

Saludos coordínales

 Sebastián Maldonado Vivar

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s